martes, 15 de diciembre de 2009

Ricki Dávila en Bogotá.

Nubes de un cielo que no cambia es el titulo de la exposición de Ricky Dávila inaugurada hace un par de semanas(24.11.09) en la Casa de America de Madrid dedicada a las fotografías que hizo el año pasado durante una breve estancia en Bogotá. El titulo viene de un poema de Dufay Bustamante, un jóven poeta bogotano cuyos poemas se mezclan en los desnudos muros blancos de las salas de exposiciones de esta Casa con las fotos del propio Davila Pero las fotografias no son ilustraciones en sentido clasico de los poemas ni los poemas estan inspirados en las fotos. No, lo que sucede en realidad es que tanto las unas como los otros han intentado cada uno a su manera y con sus recursos propios captar en imágenes ( instantaneas en el caso de la fotografía, de ´alta velocidad ´que diría Ezra Pound en el caso de la poesía) el devenir de la vida común en una metrópolis tan fascinante y conflictiva como es Bogotá. Pero no solo les acerca el objeto o el motivo común. Tambien lo hace la forma compartida por ambos de quitar el intenso colorido del verdísimo entorno natural de esa ciudad, cargando las tintas hasta el punto para transformar cada imagen en un duelo sin contemplaciones entre el blanco y el negro que siempre parece ganar el negro. El Bogotá resultante tiene que ver poco con las imagenes del Bogotá amable, exultante y en definitiva turística acuñadas por la multimillonaria campaña gubernamental Colombia: el riesgo es que te quieras quedar pero, en cambio, tiene mucho que ver con la experiencia despiadada de transitar por las calles principales de una ciudad tan hermosa y cruel como Bogotá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada