martes, 10 de noviembre de 2009

Comparece la magia.

Yo creía que ya se habían expresado todos los agentes y los pacientes de la crisis que nos atenaza pero Ruth Gómez inaugura en la galería Oliva Arauna de Madrid ( 05.11.09) y caigo en cuenta que faltaban los magos. Porque es de magia de lo que va el conjunto de dibujos y de videos que ahora expone y que, aunque se mantienen encuadrados en los recursos y a la retorica visual a los que ella nos tiene habituados, responden sin embargo al propósito deliberado de su autora de celebrar la magia, el arte ilusionista por excelencia. Y a ese gran mago del cine, Meliès, el realizador de la pelicula de 1898 Las ilusiones fantásticas, de cuyo título se ha apropiado Ruth Gomez para titular su propia exposicion y para subrayar que lo realmente quiere ahora con su obra es promover a toda costa la ilusion y sobre todo la categoría de fantástica. ¨Si perdieramos nuestra capacidad para ilusionar y para ser ilusionados - advierte perentoria - estaríamos perdidos¨. Y la verdad es que yo quisiera seguirla, quisiera ilusionar e ilusionarme pero la verdad es que sus animaciones y dibujos - que siempre me hacen recordar las ilustraciones victorianas de los cuentos de hadas- no logran ilusionarme y menos convencerme de que la clase de ilusion que proponen es la que estamos dispuestos a aceptar en estos tiempos tan duros y confusos que antes que ilusión parecen demandar prosa. Quizá porque estoy muy desilusionado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada