martes, 29 de junio de 2010

El espectro rojo, en el C2M de Móstoles.

¨ La economía política es el lenguaje del capital ¨, dejó escrito Karl Marx en alguna parte y si hago ahora esta cita incierta es porque me resulta muy apropiada para introducir un comentario sobre la exposición Fetiches críticos. Residuos de la economia general, abierta actualmente(29.06.10) en el Centro 2 de Mayo de Móstoles. El arte podrá ser hoy lo que cada quién quiera que sea pero el arte que les interesa sobremanera a Cuauhtémoc Medina y a Mariana Botey -los curadores de esta expo - es el arte que juega todas sus bazas en el lenguaje del capital. Que - de manera mas precisa - es un campo o si se quiere una constelación semiótica donde el lenguaje de la economia politica clásica cumple el doble papel del cánon y de la matriz. Y a la que pertenecen, aparte de las teorias de las diversas escuelas de pensamiento económico, estrategias y discursos como los de la contabilidad - ahora creativa - la creciente matematizacion de las leyes, los fenómenos y los acontecimientos de mercado y las retoricas del periodismo especializado y obviamente las específicas de la publicidad omnipresente.
La naturaleza del capitalismo también es linguistica y si queremos tener tratos con él que no sean simplemente los obligados de agentes del capital o de la fuerza de trabajo o los de consumidores igualmente inexorables de mercancías bien vale la pena que nos distanciemos de su lenguaje y juguemos con él, como si se tratara de un objet trouvé. O - como lo sugieren los curadores de esta muestra. - como si fuera un fetiche tal y como el mismo es considerado por cualquier ilustrado o heredero de aquella Ilustración que acuñó lo acuñó como término. O sea como una cosa inane, ¨ arrojada al mundo ¨ a la que, sin embargo, quienes le rinden culto le atribuyen poderes mágicos. El fetiche: el facticio, el hechizo que hechiza.
Debo confesar que esta estrategia de jugarsela o si se prefiere, de jugársela al lenguaje del capital me seduce mas que todas las que - inscritas en el arco que va desde el surrealismo hasta la new age - intentan librarse del capitalismo construyendo imaginariamente en su seno un locus amaenus o un prodigioso jardin de Candido. ¨ El capitalismo es lo mejor y lo peor que le ha pasado a la humanidad en la historia¨, escribió Frederic Jameson en alguna otra parte y como yo también comparto este viejo tópico marxista, me placen mucho los juegos irónicos y humorísticos con el lenguaje del capital al que se han entregado la mayoria de los artistas reunidos en esta notable exposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada