jueves, 19 de junio de 2014

Raqs reivindica a Rosa Luxemburgo.




Raqs está exponiendo actualmente (12.06.14) en el Centro 2 de Mayo de Móstoles. La exposición se titula Es posible porque es posible y representa bien lo que hace este colectivo de jóvenes artistas hindúes que fuera calificados en su día por Skye Sherwin en el diario The Guardian de Londres, de ¨ filósofos provocadores¨, atendiendo al hecho de que su trabajo se centra en suscitar e interrogar  problemas característicos de esta época globalizada, que  a todos nos afectan o conciernen. La filosofía - defendió Antonio Gramsci - no es una tarea exclusiva de los profesores de filosofía o de los filósofos profesionales, sino una exigencia que todos deberíamos satisfacer para tomar distancia de la filosofía espontánea  en la que inevitablemente estamos inmersos. Y si alguna pieza en esta muestra encarna de manera ejemplar la voluntad reflexiva de Raqs esta es sin duda la video instalación El capital acumulado.  Ellos la describen en su web como una ¨díptico de 50 minutos de duración, que arrastra su red a través de un sueño inquietante, a caballo entre Varsovia, Berlín y Bombay / Mumbai para producir un riff sobre  las ciudades, el capitalismo y la turbulenta historia del siglo XX. Parte historia natural, parte diario detectivesco, parte análisis forense, parte investigación urbana cosmopolita y parte diálogo filosófico, El capital de Acumulación ofrece una apreciable y personal reflexión sobre las posibilidades que quedan para la renovación radical en nuestros tiempos¨.


Los antecedentes de esta video proyección de doble pantalla están representados por el plan de Eisenstein de llevar a la pantalla El capital de Karl Marx y Noticias de la Antigüedad ideológica, ambicioso largometraje con el que Alexander Kluge intentó llevar a feliz término el proyecto apenas esbozado por el célebre director soviético. Pero si ambos antecedentes estaban centrados en la obra en la que Marx  que analiza y expone plenamente la lógica inmanente del Capital, el video ensayo de Raqs se centra en otra obra no menos memorable: La acumulación del capital de Rosa Luxemburgo.  Memorable por muchas razones entre la que destaca su heterodoxia con respecto a la elaboración que Marx ofrece en El Capital de la ¨acumulación originaria de capital¨, que para Luxemburgo no es solo un momento fundacional del capitalismo, que por serlo escapa a la lógica normal de funcionamiento de este último, de la misma manera que, por ejemplo, el big bang es una excepción a la lógica que rige el universo al que ha dado origen. Para ella, por el contrario, la acumulación originaria es parte consustancial y activa del funcionamiento normal del capitalismo. No su pecado original sino su sombra ineludible. Esta perspectiva ha sido desarrollada de manera fecunda por diversos investigadores  contemporáneos, entre los que destaca Sylvia Federici, quién ha documentado los procesos de acumulación originaria, en cuanto expropiación por medios violentos de los medios de vida y de trabajo de artesanos y campesinos, en el África actual. Y que ha ampliado el alcance de esa expropiación fundacional en el caso europeo incluyendo a las mujeres, doblemente expropiadas en los albores de la modernidad, como ha demostrado en su extraordinario libro Calibán y la bruja. Y que continúan siéndolo en la misma medida que el trabajo doméstico femenino, el trabajo de reproducir a los reproductores del capital, sigue siendo un trabajo impago. Que apenas cuenta en la contabilidad nacional.
La actualidad de la heterodoxia de Luxemburgo incluye, además, su reivindicación de la acción espontánea de las masas opuesta a la burocratización aparentemente ineludible de los partidos y los sindicatos socialistas y su crítica del leninismo, expresada en un ensayo en el que calificó al asalto del Palacio de Invierno de golpe de Estado dado con el fin de impedir por la fuerza la realización de la asamblea nacional constituyente que ya estaba convocada.  


Pero El capital de acumulación no es una exposición razonada del pensamiento de Rosa Luxemburgo ni nada que se le parezca sino un ensayo muy desenvuelto que, aunque presta mucha atención a su brutal asesinato en 1919  por los freikorps consentidos por el gobierno socialdemócrata de entonces y al enigma irresuelto de la desaparición de su cadáver, asume su figura sobre todo como leit motiv, como riff si se quiere, que permite modular la invocación de  aspectos singulares de una globalización, que puede leerse como un momento de la evolución histórica de un sistema cuya voracidad planetaria  y cuya heterogeneidad radical fueron subrayadas con fuerza por Rosa Luxemburgo. Con tesis como estas, citadas por Raqs: ¨El capitalismo es la primera forma de economía que tiende a engullir el mundo entero y a erradicar a todas las demás economías, sin tolerar ningún rival a su lado¨. Pero ¨aunque se esfuerza por ser universal¨ es  ¨ incapaz de convertirse en una forma universal de producción¨. Solo sobrevive gracias a la persistencia de las heterogeneidades  que tiende sistemáticamente a homogenizar. Es su contradicción inmanente en cuanto régimen específico de producción.        
Aclaro, sin embargo, que decir que este video ensayo es¨ desenvuelto¨ es decir poco sino se añade que en realidad pretende asegurar la supervivencia del ensayo en la época de la hipertrofia de la escopofilia, de la victoria aparentemente incontestable de la imagen. Por eso no es un texto sino un collage audiovisual, cuya composición sincopada obedece, al igual que, según Kluge, obedecían  Las noticias de la Antigüedad ideológica al deseo de ¨crear una confusión que permita el conocimiento y las emociones de modos nuevos¨.



Nota: Raqs lo integran Jeebesh Bagchi, Monica Nerula y Shuddhabrata Sengupta. Y la exposición Es posible porque es posible, curada por Ferrán Barenblit y Cuauhtémoc Medina, se realizará además en el MUAC, Museo Universitario de Arte Contemporáneo, de la Ciudad de México y en la Fundación PROA de Buenos Aires.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada