lunes, 22 de septiembre de 2008

Los deslices de la memoria

En mi entrada anterior, arrastrado por no se qué juego asociativo escribi que la exposicion de José Manuel Ballester está abierta ahora en la galeria Soledad Lorenzo, cuando de hecho lo está en la galeria Distrito Cuatro. La que está en Soledad Lorenzo es la pintora Soledad Sevilla, con una serie de cuadros nuevos, que tambien suponen una variación con respecto a su obra anterior, y con una video proyeccion en el sotáno, que ¨ Un año de memoria ¨ y que yo vi por primera vez este verano en Sagunto, en el marco de una nueva edición del proyecto Peregrinatio, que desde hace unas cuantas temporadas propone la realizacion de obras de arte contemporáneo en las once ermitas que tiene en pie todavia esa mitica ciudad. En esta oportunidad el tema elegido fue la Tierra Madre y por deslizamiento consentido la Virgen. Y se invitó sólo a mujeres, Soledad Sevilla incluida. Habia cuatro o cinco intervenciones notables, pero la que me resultó más expresiva fue la de Mar Garcia. Se titulaba, supongo que con ironia, ´Vita brevis ´y consistia en una gran cruz que ocupaba la nave central de una de las ermitas de mas aparato de la ciudad, formada con fregonas erectas coronadas cada una con un cirio. Sin ninguna estridencia ponía el dedo en la llaga del papel subordinado que la iglesia católica atribuye a la mujer en sus ceremonias y liturgias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada