lunes, 22 de marzo de 2010

Mas sobre el Guernica.

La semana pasada se saldó con mucho ruido mediatico la disputa entre el Museo del Prado y el Museo Reina Sofia por la posesiòn del Guernica de Pablo Picasso. El martes(15.03.10) se reunió, con la presencia de la ministra de cultura, el patronato del Reina y emitió un comunicado muy contundente afirmando que el Guernica se queda donde está. O sea, en la segunda planta del edificio Sabattini de dicho museo, rodeado por un nutrido conjunto de pinturas, esculturas, grabados, dibujos, fotografias y peliculas compuestas en torno a la Guerra Civil española, de cuyos horrores el cuadro de Picasso es la alegoría mas universalmente admitida.

Pero, como si quisiera socavar de alguna manera el aplomo y la confianza en sí mismos de los miembros del patronato del Reina, la revista brumaria puso hace poco en circulación un número doble, dedicado al activismo politico de los años 60/70 del siglo pasado en los medios artísticos neoyorquinos, del cual The Art Worker´s Coalition fue una expresion singularmente representativa. En ese número es posible leer la carta abierta que cerca de dos centenares de artistas, escritores e intelectuales le dirigieron el 11 de marzo de 1970 a Pablo Picasso, pidiéndole que retirase el Guernica del MoMa, porque ¨ The continuous housing of Guernica in the Museum of Modern Art, New York, implies that our establishment has the moral right to be indignant about the crimes of others -- and ignore our own crimes¨. En el encabezamiento de esa carta abierta se puede leer: ¨ Dear Pablo Picasso, When the Franco Government of Spain recently invited to you to return and to bring Guermica to Madrid, you say no: only when Spain is again a democratic republic will Guernica hang in the Prado. ¨ Entre los firmantes de esa carta figuran los nombres de Richard Avedon, Gregory Battcock, Carleton Beals, Louise Bourgeois, Leon Golub,Dick Higgins, Donald Judd, Alex Katz, Joseph Kossuth, Les Levine, Lucy R. Lippard, Norman Mailer, Robert Mangold, Herbert Marcuse, Barbara Rose, Robert Smithson y Nancy Spero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada