martes, 9 de marzo de 2010

Shirin Neshat en el Reina Sofia.

Women without Men es el titulo de la primera pelicula que ha realizado Shirin Neshat, la artista iraní reconocida internacionalmente por su notable trabajo videoartístico. Y la presentó personalmente en Madrid, el 3 de marzo pasado, en el auditorio Sabatini del Museo Reina Sofia, ante un público devoto que colmaba literalmente la sala y que aplaudió con entusiasmo tanto sus palabras como la propia película. Ella es morena, delgada, frágil y de unos enormes ojos negros que esa noche acentuaban la íntima conviccion que transmitian sus palabras. Habló de su arte, de su pelicula, de la novela en la que se ha inspirado y de las razones por las que se decidió a hacer cine despues de tanta dedicación al video arte. Tambien tuvo palabras para condenar la detención el día anterior en Teherán de cineasta Jafar Panahi, que en el 2000 obtuvo el León de Oro del Festival Internacional de Cine de Venecia, con el film The Circle. Y asimismo palabras para agradecer a Shoja Azari, su pareja, su apoyo y su extraordinaria ayuda en la realizacion de esta pelicula. ¨ Shoja hacia cine mientras yo hacia video, ahora yo hago cine y él está haciendo video¨, comentó risueña.
La película, que tiene su antecedente directo en un video instalación poliédrica de la propia Neshat, se centra en las historias de cinco mujeres iraníes a las que la crisis y la agitación politica subsiguiente causadas por la decision de 1953 de Mossadegh, el primer ministro irani de entonces, de nacionalizar el petróleo, afectando seriamente los intereses de las multinacionales petrolíferas anglosajones. La turbulencia que en esos dias sacude a Teherán junta a unas mujeres que por sus disimiles condiciones sociales no tendrian que haber cruzado jamás sus caminos. Y a cuyas vidas y experiencias Shirin Neshat se acerca con una mirada amorosa que, como la de Felini o de Garcia Márquez, ni juzga ni condena, ni idealiza ni exalta sino que simplemente se complace en lo que estas mujeres son y lo que hacen o intentan hacer venciendo las ubicuas resistencias de una sociedad dominada por la cultura patriarcal. Como tantas. Como la mayoria. Shirin Neshat declaró también esa noche que dedicaba su pelicula a todos los que han luchado por la libertad en Irán desde las luchas por una constitucion democrática de comienzos del siglo XX hasta las que hoy lo siguen adelantado. Y bien que sirve a esos incontables luchadores anónimos una película en la que mujeres igualmente anónimas intentan convertirse en las protagonistas de sus propias vidas, rehuyendo con fuerza el papel de comparsas de un autosacramental dominado por el omnipresente maniqueísmo contemporáneo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada