viernes, 19 de diciembre de 2008

La arquitectura: pasión de los artistas venezolanos

Luis Molina- Pantin expone 816.12.08) en la galeria Marta Cervera de Madrid 29 fotografias a color que captan algunas de los ejemplares mas fantasiosos de la arquitectura preferida por los narcotraficantes colombianos. Pero no sólo por ellos. La serie incluye tambien imagenes del llamado Castillo Marroquín, construido hace mas de un siglo en lo que todavia era una hacienda en las afueras de Bogotá, que mezcla en su pétreo eclectisismo diversos estilos o manifestaciones del gótico europeo. El castillo es más un ejemplo del nuevoriquismo bogotano fin de siècle que del gusto especificamente narco. Y en la serie hay igualmente imágenes de las delirantes edificaciones, fuentes y estatuas del parque Jaime Duque, levantado hace bastantes años en Bogotá por un oficial que se retiró del Ejército enormemente rico. La réplica del Taj Majal que está en ese parque no tiene desperdicio.
Esta exposición es, además, una buena ocasion para traer a cuento una cierta pasión por la arquitectura muy extendida entre los artistas jóvenes venezolanos, a juzgar por la orientación mas duradera de los trabajos de Alexander Apóstol y Juán Araujo, así como del mismo Ricardo Alcaide, quien participó en la pasada edición de la bienal de Sao Paulo con unas vallas publicitarias puestas sobre las culatas de edificios que, en vez de anunciar un producto, mostraban fotografías de fragmentos de la piel humana ampliadas a una escala ciclópea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada