viernes, 11 de septiembre de 2009

El Reina Sofía y las modernidades subalternas.

Vuelvo sobre la programa de actividades y exposiciones del 209-2010, para ocuparme de otras dos exposiciones incluidas en el mismo, que remiten igualmente al ámbito de lo que califiqué en una entrada anterior de este blog (10.09.09) de ´ modernidad expandida ´y que quizá es mejor calificar de ´modernidades subalternas ´. Subalternas en un sentido indicado por Antonio Gramsci y recuperado y reelaborado fecundamente por el historiador hindú Ranajit Guha a partir de su polémica con la interpretacion que E.J. Hobsbawam había ofrecido previamente del bandolerismo y las revueltas campesinas de alcance historico. Es con este dispositivo conceptual - o por lo menos con esa orientación teórica - con la que habria que abordar el análisis de la escena cultural y politica del Potosi del siglo xiii pero tambien el de fenómenos tan proximos a nuestros dias como los movimientos vanguardistas - y por tanto indudablemente modernos - que tuvieron lugar en las artes y la arquitectura de América Latina durante los dos primeros tercios del siglo pasado. A esos movimientos, la programación del Museo Reina Sofía de Madrid dedica ´La deriva es nuestra ´, una de las exposiciones que Manolo Borja, su director, calificó de ´ programáticas ´y que estará dedicada a ´dar a conocer al público proyectos arquitectónicos utópicos, la mayoría nunca construidos, y desarrollados en su momento pensando en diferentes urbes latinoamericanas´, tal y como afirma la nota de prensa. Entre sos proyectos figuran los de Flávio de Carvalho, Lina Bo Bardi, Roberto Matta y Sergio Bernardos, asi como ´ una importante representacion de la Escuela de Arquitectura de Valparaiso y de su experiencia de Ciudad Abierta ´. La otra exposicion que se puede traer a cuento en este punto es la que reune obras del argentino León Ferrari y de la brasileña Mira Schendel que, aunque por fechas resultan mas próximos a la fractura posmodernista de la modernidad, aún están inscritos en el ámbito de esas modernidades subalternas de las que estoy hablando. Y de las que supongo que el Reina Sofia quiere que sigamos hablando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada