viernes, 6 de marzo de 2009

Angela Bulloch y el escaparate.

Voy a la inauguración (05.03.09) en la galeria Helga de Alvear de las respectivas exposiciones de Jorge Queiroz y de Angela Bulloch y no puedo evitar que me venga a la cabeza de nuevo el trillado tema de la relación entre el arte y el mercado. Y en su intepretación mas radical: la que denuncia la completa mercantilización del arte actual. La responsable de giro en mi cabeza fue la exposición de Angela Bulloch, una artista cuya obra explora habitualmente las posibilidades que ofrecen las fuentes luminosas para generar efectos ópticos y cuestionar nuestros modelos a prioir de percepción del espacio, que, sin embargo, enseña en esta oportunidad unas instalaciones que, la verdad, la verdad, son como una exposición de lámparas en una tienda de lámparas. Walter Benjamin fue el primero, que yo sepa, que subrayó el desplazamiento del valor cultual de la obra de arte por su valor exhibitorio. ¿ Habría imaginado que se podría ir tan lejos por este último camino como de hecho ha ido Angela Bulloch?

1 comentario:

  1. Antonio Troncado6 de marzo de 2009, 4:01

    Totalmente de acuerdo.La exposición de lámparas de BIOSCA&BOTEY de la calle de Alcala de Madrid merecería mejores críticas

    ResponderEliminar