martes, 24 de marzo de 2009

Evaristo Belloti, donde su hermana.

Evaristo Bellotti expuso hace poco en el Palacio de Cristal y ahora vuelve a hacerlo en Madrid, en la galeria de Magda Bellotti, su hermana. Su caso es un caso de lo que los críticos literarios suelen llamar ´menor´: un artista que ni disfruta de un éxito arrollador ni de una marginalidad irremediable porque se le atiende pero no se le valora lo suficiente, porque se considera que su obra no es equiparable a la de los artistas realmente importantes. Para mi es una pena que esto le suceda a Evaristo porque su obra podrá ser ´ menor ´pero no por eso me ha dejado nunca de interesar. Me interesaron sus comienzos, cuando tallaba esos pequeños marmoles, con aspecto de fragmento de algún grupo escultórico clásico, que a mí me resultaban un comentario irónico y hasta humorísitico del historicismo rampante con el que la posmodernidad anunció en arquitectura su ingreso en escena. Con su gran instalacion de marmol en el Palacio de Cristal me permití en este mismo blog una ironía que, sin embargo, no disminuye el aprecio que tengo de la misma. En cambio no tengo ninguna objeccion a su expo en Magda Belloti que, en su conjunto, me parece una discreta elegía del marmol con la que hacen contrapunto esas dos máscaras en marmol, que evocan de nuevo el arte de la Antigüedad, en este caso las máscaras usadas por los cómicos en el teatro romano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada